6 nov. 2018

DOCUMENTAL ‘El Hierro, el silbo que nunca murió’ (VÍDEO)


El documental, recientemente publicado y dirigido por el herreño Oliver Quintín, deja en evidencia el arraigo del silbo en la isla de El Hierro. En efecto, los numerosos testimonios de los más ancianos que recoge este trabajo desde el 2016 no sólo ponen en evidencia que el lenguaje silbado es una realidad antigua en la isla de Aseró, sino que además aún se encuentra vivo. Esto no es óbice para que se encuentre en riesgo de extinción debido a las mejoras de las comunicaciones, el abandono del modo de vida tradicional y el ostracismo que produce el nulo reconocimiento. 

Para ver el documental seguir leyendo:


Como ya antiguos visitantes e investigadores habían señalado, en otras islas como El Hierro, se practicaba un lenguaje silbado semejante al existente en la vecina isla de La Gomera que, sin lugar a dudas, ha mantenido más y mejor este vieja herramienta de comunicación. Además, habría que recordar los otros pueblos del mundo que también han creado un lenguaje silbado en países tan distantes como Francia, Grecia, Mexico, Turquía o el mismísimo Marruecos donde algunos pueblos amaziges siguen haciendo uso del mismo y, de dónde se cree, pudo venir con los pobladores bereberes que llegaron al archipiélago.  

Esta cuestión ha generado cierta controversia en algunos sectores de los de la isla gomera que han desembocado en críticas ante lo que Quintín mantiene una postura humilde y sincera: Desde la isla de El Hierro solo se pretende mantener una cultura, un signo de identidad. Por esta razón no hablo de recuperación, puesto que el lenguaje silbado sigue vivo, entonces hablamos de mantener y cuidar algo con lo que ya contábamos y reitero, queda mucho trabajo por hacer, pero que sin duda, seguiremos

 Como conclusión del documental el director señala que: El silbo herreño tiene una característica muy singular que hace que se diferencie notablemente del resto de silbos, encontramos varias posturas en los silbadores, pero es cierto que una de ellas podemos decir que es la “generalizada”. Consiste en emitir el silbo ayudándose de los dedos índice y anular de una sola mano, dejando el meñique y corazón estirados. Ello da lugar a que el sonido suene de una manera más aguda. También se suma la entonación del habla natural de la isla, y la pronunciación de las eses intermedias y las finales, marcando notablemente así una gran diferencia



Fuente: https://www.eldiario.es/elhierroahora/silbo-isla-occidental_0_753125839.html

No hay comentarios.: