5 ago. 2019

Las cumbres sagradas de los canarios, una herencia amazigh

Dibujo de Leonardo Torriani representa a los canarios acudiendo a celebrar sus ritos en los riscos más altos.
IZURAN. La reciente elección del Paisaje Cultural de Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria como Patrimonio Mundial de la Humanidad por parte de la UNESCO es un logro de gran trascendencia. No se trata de solo un reconocimiento al patrimonio canario y sus antiguas culturas amazighes, sino al conjunto de la civilización amazigh “pre-monoteísta” y sus creencias religiosas. 

Los espacios nombrados Patrimonio de la Humanidad, en el resto del país, son; El Parque Nacional del Garajonay, el del Teide y el Casco Histórico de La Laguna. En los dos primeros, se valora su incalculable valor natural y, en el último caso, el innegable valor histórico de carácter colonial. Risco Caído y las Montañas Sagradas de Gran Canaria no solo viene a reconocer la antigua civilización amazigh isleña, sino también el conjunto de la civilización amazigh ya que, de momento, en ningún espacio continental norteafricano se ha reconocido un lugar, en relación a la antigua civilización amazigh, Patrimonio de la Humanidad.  
Pero ¿qué rol jugaban las cumbres y las cuevas en las antiguas creencias amazighes? ¿Qué importancia tuvieron en las religiones de los antiguos canarios?