13 jul. 2010

"La lengua amazigh es tan nuestra como el gofio"



Entrevista a la Asociación Cultural Ossinissa, colectivo herreño dedicado a la defensa de la cultura y medioambiente canario. Han destacado en su defensa por la cultura amazigh en Canarias y concretamente la lengua, impulsando con otros colectivos la creación del Aula de la Cultura Amazigh en la ULL. En esta entrevista mo sólo abordamos el trabajo de este colectivo sino que se reflexionamos de manera profunda sobre la cultura herreña y canaria en general.



IZURAN-¿Qué tipo de personas integran el colectivo Ossinissa ?

OSSINISSA:-Principalmente trabajadores jóvenes y no tan jóvenes. Desgraciadamente en la Isla de El Hierro residen muy pocos estudiantes, ya que la mayoría se marchan a Tenerife o a Gran Canaria para cursar sus estudios universitarios. Posteriormente, debido a que el trabajo escasea y está condicionado por simpatías políticas, éstos prefieren residir en las islas mayores y viajar a El Hierro durante las vacaciones. Se trata de un síndrome ya conocido en la Isla bajo el sobrenombre de “los herreños de verano”. También hay algunos compañeros afincados en Tenerife, también trabajadores, que están empezando a constituir la asociación allí.


I-Ossinissa es una asociación herreña pero ha llevado a cabo denuncias en otras islas y con un compromiso de defensa de la cultura canaria en general. ¿Aspiran a extenderse al resto de las islas del país?



O-Las denuncias y actividades realizadas en otras islas se fundamentan en la imposibilidad de permanecer impasibles ante las tropelías que se cometen contra nuestro patrimonio. A veces nos parece un poco vergonzoso que desde la isla más pequeña del Archipiélago tengamos que intervenir para denunciar ante la Fiscalía un hecho tan lamentable como la destrucción de los grabados de Lomo Gordo (Tenerife), existiendo en aquella isla multitud de colectivos ecologistas y culturales que bien podrían hacerlo perdiendo una mañana. Ha habido varios intentos de extendernos por distintas islas, quizás el último y más ambicioso fue Gran Canaria. Sin embargo, se nos presentan siempre los mismos problemas: la falta de tiempo, la necesidad de medios económicos y la apatía generalizada de los canarios con los asuntos supeditados a la política.


I-Ustedes se han metido en varias batallas legales en defensa del patrimonio arqueológico ¿Esto supone un desgaste económico importante? ¿Reciben alguna subvención?



O. La gente ignora lo barato que es ponerles los pelos de punta a los políticos. Lo cierto es que en nuestra sociedad, aunque todo esté diseñado para que los gobernantes campen a sus anchas, existen organismos públicos y gratuitos que pueden asesorarte muy bien para llevar a cabo acciones legales importantes. Desde Ossinissa hemos optado por esta vía, reclamando un derecho que pagamos los trabajadores canarios con nuestros impuestos. Por eso mantenemos estrecho contacto telefónico y escrito con las instituciones Diputado del Común de Canarias, Defensor del Pueblo Español y Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, quienes tienen la obligación de actuar de oficio. Sin embargo, estas vías no son suficientes. Pues a día de hoy, la cobertura jurídica del Estado Español impide que un ciudadano a título personal pueda conocer el estado de su denuncia, necesitando para ello la personación de un abogado o procurador. 

Desde Ossinissa hemos intentado en varias ocasiones solicitar la colaboración de distintos abogados del campo ecologista sin éxito, pues nos han solicitado sumas de dinero importantes que con nuestro sueldo medio de “seiscientoseuristas” no podemos pagar. Por poner un ejemplo, podemos citar que el conocido abogado especialista en medioambiente D. Pedro Fernández Arcila quiso cobrarnos 600 euros en concepto de honorarios profesionales para el caso de La Caleta (El Hierro), sin haber movido ficha. Finalmente, nuestra asociación sólo recibe “palos” de la administración. Todas las instituciones herreñas nos han borrado intencionadamente de los registros insulares y municipales de asociaciones, hecho que nos margina completamente de la toma de decisiones en proyectos culturales y medioambientales. Lo único que se necesita para emitir una denuncia contra una institución es tiempo y paciencia. Pues a día de hoy, la justicia española es vergonzosamente ineficaz, desorganizada y tardía en su aplicación.





I-¿En qué situación cultural se encuentra El Hierro en la actualidad?

O. Actualmente asistimos a un desmantelamiento progresivo de la cultura popular herreña, la cual emerge de la más tradicional y ancestral práctica económica de su sociedad: el pastoreo trashumante en las zonas comunales. El abandono del campo, unido a la creciente inmigración venida de Sudamérica y a la masiva emigración de la población juvenil herreña hacia las islas mayores, está polarizando cada vez más el arraigo cultural herreño. Actualmente la isla tiene dos focos bien diferenciados de producción cultural. Por un lado el Valle del Golfo, con una cultura de importación procedente de Sudamérica cuyos protagonistas son principalmente herreños retornados. Y por el otro, la cultura ancestral de una población envejecida que habita en los pueblos del campo (Guarazoca, Erese, El Mocanal, Asofa, Sabinosa y El Pinar), algunos de los cuales comienzan a estar deshabitados. 

Sin embargo, todos estos fenómenos tienen una connotación política, ya que los movimientos migratorios y cambios económicos han sido debidos en gran medida a las prácticas caciquiles ejercidas por las instituciones herreñas, principalmente el Cabildo. En una Isla de 10.000 habitantes, donde el 70% de los empleos son públicos y las empresas privadas son contratistas de la administración, es muy fácil ejercer el control. Más aún cuando las economías particulares se basan principalmente en la ganadería, una práctica económica cada vez más controlada por la regulación sanitaria y sujeta en la actualidad a licencias municipales. En definitiva, el herreño ha abandonado el campo porque ha sido perseguido y coaccionado por las instituciones. Si a esto unimos el tradicional desprecio de los gobernantes hacia la cultura campesina de El Hierro, así como la total desprotección institucional de la misma, podemos decir que en pocas décadas es posible que sólo conozcamos la cultura herreña por los libros de Manuel J. Lorenzo Perera.





I-El Hierro está recibiendo un reconocimiento a nivel internacional como modelo de desarrollo sostenible y de energías renovables. ¿Creen que el reconocimiento es merecido? ¿Existen riesgos medioambientales?




O. Todo lo que entra y sale de El Hierro está minuciosamente controlado por sus gobernantes, principalmente su imagen de marca turística. El herreño es quien único ha pugnado desde tiempos inmemoriales por un desarrollo sostenible. Tenemos como ejemplo el control de la actividad pastoril en las zonas comunales, el cual establecía tiempos de prohibición para permitir el posterior crecimiento natural de las especies y la garantía del sustento.


Sin embargo, los gobernantes actuales han convertido la Isla en un gigantesco vertedero incontrolado, pasándose por alto el reconocimiento internacional que posee como Reserva de La Biosfera. Por si fuera poco, ahora quieren convencer a todos los canarios sobre la necesidad de instalar una Central Hidroeólica cuya viabilidad medioambiental y energética está en entredicho.


Actualmente hay abierto un procedimiento judicial contra el Cabildo de El Hierro por un presunto delito contra la Salud Pública basado en la existencia de vertederos incontrolados en zonas protegidas. Además, recientemente ha sido contaminado el acuífero del Pozo de La Salud (Sabinosa), cuyas aguas mineromedicinales son un símbolo de la identidad herreña. Por lo tanto, no sólo hay riesgos y consecuencias medioambientales peligrosas, sino una grave amenaza hacia la salud de los herreños y de quienes nos visitan. Desde Ossinissa creemos que el único reconocimiento que merece la Isla a nivel medioambiental es el de “zona catastrófica”.

"Actualmente asistimos a un desmantelamiento progresivo de la cultura popular herreña, la cual emerge de la más tradicional y ancestral práctica económica de susociedad: el pastoreo."


I-¿Qué influencia ejerce Ossinissa en la isla bimbache? ¿Su postura crítica con la gestión de Tomás Padrón les ha traído algún problema?


O. Alzar la voz en un lugar donde casi todos somos familia siempre es un problema, puesto que todos saben quién eres y saben tus puntos débiles. Si no pueden fastidiarte a ti, lo harán a tus familiares. Pero la cosa se agrava cuando el cabeza de familia controla todas las facetas de tu vida social, empezando por lo que te da de comer: el empleo, el pedazo de tierra, la cuadra, etc. Los militantes de Ossinissa, desde nuestros comienzos, hemos sido objeto de un verdadero acoso institucional, que va desde el chantaje, pasando por los despidos del puesto de trabajo sin ninguna justificación, y llegando al amedrentamiento personal, empleando para ello a las fuerzas del orden público (Seprona, Guardia Civil, Policía Local, Inspección de Sanidad, etc.). Sin embargo, ninguna de estas agresiones ha quedado sin respuesta por nuestra parte, lo cual ha hecho que con el tiempo nos hayamos ganado cierto respeto.

"Los militantes de Ossinissa, desde nuestros comienzos, hemos sido objeto de un verdadero acoso institucional."


I-Ossinissa es un colectivo cultural pero además con una implicación política importante. ¿Tienen como colectivo unos principios políticos concretos?


O. A pesar de las etiquetas que muchos nos quieran colocar, Ossinissa es una asociación cultural y ecologista, sin ningún tipo de condición política. Simplemente, partimos de un principio base: quien esté interesado en defender la cultura y el medioambiente canario es bienvenido a nuestra asociación. Sólo que para hacer eso, a veces nos encontramos con las trabas que nos impone el caciquismo institucional, obligándonos a entrar en política. Sin embargo, algunas personas y colectivos nos consideran una asociación independentista simplemente por el hecho de promover nuestra cultura ancestral y despegarnos de términos tan arcaicos y politizados como “aborigen”, “prehistoria”, “paleolengua”, “paleoescritura”, “prehispánico”, etc., cuando nos referimos a ella. 

En Ossinissa podrás encontrar un abanico de colaboradores que van desde el campo independentista hasta militantes del Partido Popular. Y eso es lo que debemos conseguir cultural y medioambientalmente. La cultura canaria y el medioambiente deben ser una responsabilidad de todos, y no el deber innato ni la seña de identidad de una opción política.

"La cultura canaria y el medioambiente deben ser una responsabilidad de todos, y no el deber innato ni la seña de identidad de una opción política."

I. Ustedes promueven la oficialización de la cultura isleña ¿No existe ya un reconocimiento institucional de la cultura canaria?


O. A día de hoy, no existe tan siquiera la voluntad política necesaria para profundizar en nuestro verdadero ser, pues los prejuicios hacia nuestros orígenes históricoantropológicos y hacia la interpretación de nuestro devenir socioeconómico son mucho más fuertes. Cuánto más la intención de oficializar la cultura canaria...

En Canarias podremos empezar a hablar de institucionalizar nuestra cultura cuando ésta sea una responsabilidad compartida, y no el último recurso para captar votos, tal y como ha hecho Coalición Canaria y lo están haciendo ciertos sectores del nacionalismo canario. La oficialización de la cultura canaria en su desarrollo global es imposible sin un cambio económico, pues es la única manera de que ésta tenga un verdadero valor funcional que garantice su práctica y pervivencia. No sólo tendrá que haber un cambio político muy grande para que esto suceda, sino también una necesaria educación de la conciencia.

No estamos seguros de que la independencia de Canarias por sí misma sea la condición necesaria y suficiente para este cambio, puesto que las principales organizaciones que aspiran a dicho cometido, así como la burguesía canaria -que será sin duda su principal protagonista-, están inmersas en concepciones muy globalizadoras y europeístas de lo que debe ser culturalmente Canarias. A día de hoy en Canarias tiene más valor institucional el conocimiento de cualquier lengua de España (valenciano, catalán, vasco, etc.), que saberse los nombres de las Islas y sus capitales, pues puntúan en las oposiciones a funcionario del Gobierno de Canarias. Los contenidos canarios ya ni siquiera existen como optativos, y prueba del poco interés que el Gobierno les ha prestado, es que han estado dirigidos por foráneos.

"A día de hoy, no existe tan siquiera la voluntad política necesaria para profundizaren nuestro verdadero ser."


I-El debate acerca de la canariedad siempre es muy polémico ¿Cómo la conciben ustedes?

O. El debate de la canariedad es polémico solamente para quien quiera polemizar. El problema que hay es que se ha desvirtuado de tal forma este término, que hasta los partidos nacionalistas se han creído falsos eslóganes turísticos.

Si hablamos de canariedad, hablamos de la identidad de las siete Islas Canarias, es decir, de los aspectos culturales que nos unen a los canarios de las siete islas. ¿Qué teníamos los canarios en común cuando llegamos hace más de dos mil años y qué mantenemos? Nuestro arraigo bereber, que se ha conservado en la población campesina de todas y cada una de las islas, así como sus condicionamientos insulares. Hoy en día, la herencia cultural y la adaptación al medio de los campesinos de las islas siguen conformando la canariedad, pues es el único aspecto cultural que nos une a los isleños y a la vez nos diferencia del resto del Estado. Esta canariedad también ha sabido adaptar a su código las modas y las imposiciones llegadas de fuera. El mejor ejemplo es nuestro dialecto canario, que parte de las particularidades fonéticas de los dialectos bereberes hablados en Canarias. Sin embargo, para Ossinissa canariedad será siempre rebeldía.

"Hoy en día, la herencia cultural y la adaptación al medio de los campesinos de las islas siguen conformando la canariedad, pues es el único aspecto cultural que nosune a los isleños y a la vez nos diferencia del resto del Estado."


I-Ossinissa tiene un compromiso total con la cultura amazigh, sin embargo la cultura canaria es mestiza y con una asimilación europea evidente. ¿Cómo complementan la defensa de la cultura tradicional y la amazigh que para muchos es tan distante?

A día de hoy, la asimilación europea es evidente en las principales ciudades canarias porque sus ciudadanos más pudientes tienen ese origen relativamente reciente. Sin embargo, la investigación histórico-antropológica en Canarias en estos momentos no está a la altura de poder manifestarse acerca de los orígenes de la cultura popular. En primer lugar, por su total desconocimiento de la civilización amazigh, y en segundo lugar por el gran menosprecio manifiesto hacia nuestra tradición oral.

Si comparamos la pervivencia de aspectos claramente precoloniales de la cultura canaria con otras zonas de influencia bereber, nos llevaremos un gran asombro al notar el mejor estado de conservación del que gozamos frente al Continente. Pues estas zonas, a pesar de encontrarse aisladas, no han logrado conservar muchos aspectos, los cuales sin embargo mantienen en su memoria. Un tanto parecido ocurre con tradiciones canarias que algunos antropólogos han presumido peninsulares (de España y Portugal), las cuales no son más que el resultado de la influencia de los nueve siglos conquista bereber y árabe en estas zonas rurales ibéricas. Desde Ossinissa tratamos de profundizar en estos asuntos, basándonos siempre en información de primera mano, tanto en Canarias como en el Continente, centrando nuestras indagaciones en el Sur de Marruecos, por ser dentro de las zonas accesibles –sin conflictos bélicos, etc.- la que menos influencia árabe manifiesta.

"Si comparamos la pervivencia de aspectos claramente precoloniales de la cultura canaria con otras zonas de influencia bereber, nos llevaremos un gran asombro al notar el mejor estado de conservación del que gozamos frente al Continente. "


I-Una iniciativa cultural admirable ha sido el curso on line y gratuito de lengua tamazight que han publicado en www.ossinissa.com. ¿Hasta qué punto es importante que los canarios conozcamos e incluso recuperemos la lengua amazigh?


Hasta el punto de poder interpretar nuestro entorno más inmediato. Es lamentable que en más de 100 años de investigación histórico-antropológica todavía los lingüistas canarios no hayan sido capaces de dar significados claros a nuestra toponimia o a los grabados líbicos de nuestros barrancos. Se trata de un fracaso sin precedentes en la Historia de cualquier región o país, el cual en Canarias está supeditado únicamente a la ideología reinante en nuestras universidades: el etnocentrismo europeo. Y hablamos de un lugar de origen y práctica lingüística que solamente dista 100 kilómetros de nuestras costas...

La lengua tamazight es tan nuestra como el gofio. Se trata de una herencia cultural milenaria de la cual aún conservamos multitud de palabras y topónimos, de la que fuimos arrancados hace unos pocos siglos. Aún a finales del s. XVIII se hablaba tamazight en el Sur de Tenerife. Nuestro Gobierno “nacionalista” no sólo hace oídos sordos a esta propuesta, sino que prima en sus oposiciones a los foráneos que dominan lenguas ibéricas, como el vasco, catalán, valenciano o gallego. Lenguas que aquí están más “muertas” que la tamazight.

I-Además Ossinissa ha establecido contactos e intercambios en el norte del continente africano con colectivos culturales e incluso universidades donde se estudia la lengua tamazight ¿han sido fructíferos esos contactos? ¿Existe buena predisposición desde la costa de enfrente?

En efecto. En Ossinissa nunca nos hemos conformado con la información de segunda mano. Hemos decidido “redescubrir” el Continente por nuestros propios medios. Es increíble la labor que se está llevando a cabo en la costa de enfrente. Se trata de un renacimiento cultural de tal envergadura, que no dudamos que su influencia llegue pronto a Canarias. La cultura amazigh resurge en todos los estamentos de la sociedad del Sur marroquí, desde las escuelas, pasando por los pequeños negocios, hasta llegar a la Universidad y otras instituciones. 

Pero detrás de todo este renacimiento hay una militancia de base que durante más de 30 años ha estado trabajando codo a codo con la gente, insistiendo en el orgullo que suponen nuestras raíces bereberes. Hay un total apoyo a la investigación sobre Canarias en el exterior. Sin embargo, sólo a los canarios nos concierne esta labor de indagar en nuestras raíces, salvaguardando todas las dificultades. Y lo tenemos fácil, pues nuestros hermanos nos han recibido con los brazos abiertos.

I-Investigadores de las universidades canarias desde hace unos años ya tienen contactos con otros investigadores del área amazigh norteafricana ¿Creen que hay interés y se hace lo suficiente por indagar en esa línea de investigación?

Por las informaciones de las que disponemos, se ha investigado más de lo que se ha publicado. El miedo a las consecuencias políticas es la principal razón que alegan los investigadores canarios. De todos es sabido que en Canarias existen comisarios culturales que deciden qué se publica y qué no.

-¿Qué logros resaltarías de Ossinissa en sus 15 años de trabajo?


Haber creado una nueva esperanza de cambio en la sociedad herreña y haber contribuido a romper prejuicios acerca de nuestra cultura ancestral.

-¿Qué proyectos y objetivos se marca para el futuro Ossinissa?




Seguir en la lucha, que no es poco, viendo las dificultades que nos ponen las instituciones.

IZURAN. Entrevista publicada en el Boletín IZURAN número 4 del año 2009.

No hay comentarios.: