17 may. 2015

"La oficialidad del bereber en Argelia es cuestión de tiempo"

Foto: tamurt.info
Entrevista al histórico militante argelino y experto en lengua amazigh Mustafa Benkhemou donde se aborda la historia y la actualidad de la lucha por el reconocimiento de la oficialidad de dicho idioma en Argelia, así como su proceso de normalización.


Redacción. A pesar de ser la región berberófona de Cabilia (Argelia) la cuna del movimiento cultural bereber el estado argelino no ha reconocido aún hoy la lengua tamazight. Argelia, desde la independencia de Francia en 1962, se considera un país árabe y musulmán, aunque hace unos años la Constitución reconoció también el carácter amazigh del país. En la actualidad el idioma árabe es el más extendido y hablado por la inmensa mayoría de los argelinos siendo la lengua oficial, omnipresente en la administración, medios de comunicación y sistema educativo. El francés está bastante extendido sobre todo en el ámbito académico y profesional. 

La lengua propia del país, la tamazight, es hablada por el 25% de la población aproximadamente y se clasifica en diversas variantes destacando el dialecto cabilio (taqbaylit) que es más hablado. Le sigue otras variantes como el chaui, el mozabita o el tuareg (tamahaq). No obstante, la situación de la lengua bereber dista mucho de la de hace décadas y el resurgimiento de la misma es un hecho debido a la presión del Movimiento Cultural Bereber desde 1980. En la siguiente entrevista al histórico militante y experto Mustafa Benkhemou se aborda la historia y la actualidad de la causa del reconocimiento de la lengua amazigh como lengua oficial en la Argelia de hoy.

Es tiempo de pasar de la reivindicación a la construcción."

Mustapha Benkhemou, militante de la causa bereber, antiguo compañero de Mouloud Mammeri, es uno de los pocos, sino el unico argelino que tiene un dominio perfecto de las diferentes variantes de la lengua tamazight (cabilio, chawi, chenua, tuareg, mozabita..). Hace en esta entrevista un balance del combate identitario que juzga “positivo”, pero, como otros incondicionales de la amazighidad de Argelia, el considera que “es tiempo de pasar de la reivindicación a la construcción.” 

 L'Expression: 35 años después el primer grito que reivindicó la lengua tamazight, ¿cuál es el balance que hace del combate identitario amazigh? 

 Mustapha Benkhemou: Aunque la materialización del combate amazigh fue en 1980, este comenzó mucho antes, en 1949, con aquellos que se les llamó berbero-materialistas. Lo que fue extraordinario, ya que poner el problema identitario en una época donde Argelia estaba bajo la influencia extrema de Oriente que confinaba la identidad argelina en las dos solas dimensiones árabe y musulmán no era un asunto banal. Ellos pagaron cara esta postura. En Argelia se derivó en una lógica jacobina que, indirectamente, acarreó las muertes de Benai OualiMbarek Ait MenguelletAmar Ould Hamouda, etc. Abril de 1980, fue el prolongamiento del combate iniciado por esto, en este época, desde que alguien hablaba en la calle en tamazight, no importa sin importar que dijera se le intimidaba y se le ordenaba cambiar de lengua. Hoy, la situación ha cambiado completamente. Existe comportamientos hostiles con la tamazight por aquí y por allá pero son casos aislados. La lucha ha hecho que hoy, sea a favor o en contra políticamente, la cuestión amazigh no es tan visceralmente rechazada como antes. 



Se dice que la sociedad argelina se ha liberado de sus complejos en relación a la cuestión amazigh por lo cual no justifica ya el compromiso militante en su favor en su expresión clásica. ¿Es cierto?


 Eso es relativo. Todo los que pueda mejorar la estima de sí debe continuar haciéndose. Pero, por otro lado, revindicar sin ninguna perspectiva concreta no servirá de nada. En las salidas que hacemos sobre el terreno en el cuadro de la puesta en marcha de las condiciones necesarias para la elaboración de un diccionario de las hablas amazighs del África del Norte, constatamos que la cuestión amazigh ha realizado grandes avances. En las regiones donde existe una masa crítica de hablantes de bereber, no hay ningún problema. En las otras regiones por el contrario la gente vive la cuestión bereber difícilmente. Pero el trabajo de campo que hacemos, es seguido generalmente de emisiones radiofónicas y televisadas bajo el patrocinio del Alto Comisariado de la Amazighidad (HCA). En cada una de las regiones que hemos visitados, la autoestima de las poblaciones que hemos encontrado se ha multiplicado por 10 a nuestra vuelta. Aunque ellos no hablan tamazight, los argelinos tienen una conciencia profunda de su amazighidad y piden que sus hijos estudien esta lengua en la escuela. Lo que conviene hacer hoy es continuar quitando complejos a la gente, mejorar su autoestima. Hay un proyecto entre el HCA y el Ministerio de Educación Nacional (de Argelia) que trabajan en la generalización de la enseñanza de la tamazight. Para que este trámite desemboque, hace falta que los bachilleratos de todas las regiones del país se formen en tamazight para que puedan poner en marcha la enseñanza en su región, lo que facilitará la tarea del ministerio de Educación nacional. 

"Lo que conviene hacer hoy es continuar quitando complejos a la gente, mejorar su autoestima."

 ¿No piensa usted que la amazighización del entorno es una etapa importante en el desarrollo de la tamazight


 Estamos en la fase intermedia entre la reivindicación y la construcción. Permitir a la tamazight estar sobre las fachadas de las viviendas y en las calles es importante. Están los que lo quieren hacer de manera voluntaria y los que quieren hacerlo pero tienen miedo de las represalias especialmente de la administración fiscal. Pero, en el presente, esto forma parte de los proyectos del HCA. Ya que, efectivamente, la integración de la dimensión amazigh de Argelia es más fácil para un niño que crece en un entorno que todo está escrito en tamazight que en otro contexto. Pero mientras la tamazight cargue la etiqueta de la reivindicación, su integración en nuestro entorno social será difícil. La elaboración de las marcas comerciales en tamazight es un acto comprometido que las industrias no pueden siempre asumir por miedo, legítimo por cierto, de suscitar reacciones que pueden perjudicarlas bastante. Es por lo que yo digo que es tiempo de pasar a fase de construcción.  

Primera clase de tamazight en Argelia impartido por  Salen Chaker y el mismísimo Mustafa Benkhemou.

 ¿No es hora ya de que una voluntad política venga a liberar de una vez por todas a los argelinos de esta cuestión a través de la oficialización de la tamazight? 


 Yo espero que esto vendrá pronto. Pero aunque tarde vendrá de todas maneras un día, tarde o temprano, ya que fundamentalmente lo que distingue el área geográfica la cual pertenecemos, es decir, el África del Norte de otras regiones del mundo no es el islam ni el árabe puesto que existe millones de musulmanes y de árabes por todas partes, sino la tamazight. Entonces, no es normal que la tamazight que constituye la esencia de la identidad de todo el África del Norte sea ocultada. Es estratégicamente fundamental. En algunas partes se intenta hacernos creer que la tamazight no es una y que está dividida en varias categorías (cabilio, chawi, chenua, mozabita, tuareg...). 


Sobre esto, ¿piensa que una estandarización es posible? 


 Estando especializado desde muy joven en la intercomprensión de las diferentes variantes de la tamazight, yo tomo a cualquier hablante de estas diferentes variantes, le doy algunas claves y 20 minutos después, el hablará y comprenderá muy bien todas las otras variantes. Esto parecería increíble pero es posible. Las diferencias entre las variantes son esencialmente de orden fonético, la sintaxis es absolutamente la misma, exceptuando por lo que es, en una cierta medida, el tuareg que constituye para las otras variantes un poco lo que es el latín para otras lenguas latinas. Estando en efecto a distancia, los tuareg no han sido tan influenciados por las diferentes lenguas que han atravesado el Norte de Argelia. Es verdad por otro lado que la falta de falta de contacto entre las diferentes variantes que evolucionan separadamente ha creado fosas de incomprensión que se agrandan cada vez más, pero esta dialectización que sufre la tamazight es fácilmente superable. Eso ya está en marcha. 

"Las diferencias de las variantes del bereber son esencialmente fonéticas, la sintaxis es absolutamente la misma, exceptuando en cierta medida, la tuareg." 

La estandarización se hace sobre el terreno gracias a los contactos y a las interpenetraciones de las diferentes variantes. Los medios juegan también un rol importante. Los que dicen que no es posible es por ideología y quieren explotar esta cuestión por otros objetivos que no son la promoción y el desarrollo de la tamazight. Un marco académico es de todos modos necesario ¿no? En efecto, un marco académico es necesario. La cuestión está madurándose. Nada está decidido aún. Pero la existencia de un marco es verdaderamente indispensable. Al menos un grupo de trabajo designado para dirigir científicamente la empresa de la estandarización. Sino, se corre el riesgo de caer en aberraciones como las que han cometido antes. “Tackuft n umezgun”, este neologismo ha sido creado por la Academia Bereber. Esta asociación había hecho buenas cosas pero no tenía las competencias científicas requeridas para tocar la lengua. Este neologismo es un calco perfecto de la expresión francesa ‘pieza de teatro’ por lo que la palabra amazigh más apropiada para designar este significado sería “tamezgunt”. La Academia Bereber propuso también para química el término “aheckul”, ¿se imaginan? Por eso la estandarización debe ser dirigida por científicos y no por militantes. 

"La estandarización debe ser dirigida por científicos y no por militantes."


 Usted dirige con dos otros cuadros del movimiento amazigh, Djamel Nehalli y Arezki Graine, un equipo de jóvenes investigadores que trabajan en la elaboración de un diccionario de todas las hablas bereberes del África del Norte. ¿Cómo va el trabajo? 


 En un primer momento, el objetivo es de poner en marcha una red nacional para implicar a todas las regiones del país, incluyendo a aquellas que parecen no berberófonas ya que, contrariamente a lo que se piensa, es en estas regiones donde se encuentran las palabras más antiguas. Poner en segundo lugar, las condiciones de un buen desarrollo de este trabajo. Se trata de recoger el vocabulario pero también de reconstruir la autoestima en el seno de las poblaciones del país. Pero, además de esto, todo lo que yo he hecho hasta ahí será integrado en nuestro trabajo. ¿Cuánto tiempo llevará este trabajo para llegar a su fin? Bien, no se terminará jamás un diccionario. Es un trabajo permanente.

Entrevista: Amar Ingrachen. http://www.lexpressiondz.com/. 

No hay comentarios.: