6 dic. 2011

Facaracas, la joya olvidada (fotos)




A una escasa distancia de la Cueva Pintada, un yacimiento de primer orden como las Cuevas del Patronato o Facaracas (Gáldar, Gran Canaria), declarada BIC en 1993 con categoría de yacimiento de extraordinario interés, continúa sin protección alguna convertido en basurero y refugio de drogodependientes.


IZURAN. Redacción. Una ciudad como la milenaria Agáldar cuenta con una de las riquezas patrimoniales y arqueológicas más importantes de toda Canarias. Fue sede del mayor poder de la Gran Canaria indígena junto a la ciudad de Telde y cuenta con el Parque Arqueológico de la Cueva Pintada, sin duda el mayor de toda Canarias. Sin embargo, Gáldar cuenta con un patrimonio arqueológico tan desolado como extenso. Salvando la excepción del magnífico Parque Arqueológico, el resto del legado arqueológico municipal se halla en una situación de abandono vergonzoso. 

Las Cuevas de Facaraca o del Patronato, a escasa distancia de la Cueva Pintada, constituyen quizás el exponente más significativo de este desprecio institucional hacia nuestro acervo patrimonial más ancestral. Declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1993 con categoría de zona arqueológica. Fue reconocido por el Gobierno de Canarias yacimiento de extraordinario interés, dado que nunca había sido excavado y por tanto presentaban muchas de sus cuevas una gran potencia arqueológica. 

En el 2000 el Ayuntamiento galdense anunció tener un proyecto para recuperación y en el 2009 el Cabildo de Gran Canaria planificó la creación de un centro de interpretación en el conjunto. Casi veinte años después la protección de este valioso yacimiento sigue siendo una quimera ya que nadie confía ya en la salvaguarda de esta joya de nuestro pasado. Mientras tanto, en su abandono y deplorable estado, se han convertido en basureros y uno de los núcleos fundamentales de drogadicción del municipio.

¿Facaracas?


Las Cuevas de Facaracas o del Patronato se localizan en el Lomo de San Antón en el margen izquierdo del Barranco de Anzofé cerca de la confluencia con el barranco de Gáldar, una zona estratégica en la ancestral y rica Vega de Gáldar. Se ha identificado como las míticas cuevas de Facaracas pero no hay consenso al respeto entre los investigadores. En todo caso, seguimos hablando de un yacimiento extraordinario.

Lo constituyen un conjunto de al menos una treintena de grandes cuevas labradas en la toba con diversas interconexiones entre ellas. Existen varias cuevas de grandes dimensiones con numerosas estancias en su interior así como estructuras dedicadas al almacenamiento o graneros. Las prospecciones en la década de los años sesenta del siglo XX localizaron varios objetos de tipología indígena. Hoy están insertadas la mayoría en fincas de plataneras y su continua reutilización para vivienda y ganado unido a su actual abandono han provocado una grave degradación. En estos últimos años le han afectado también la apertura de canteras, extracción de áridos y por supuesto los numerosos drogodependientes que habitan y se reúnen en ellas.


La tradición sitúa aquí la vivienda de Gumidafe, consorte de la reina Attidamana, míticos fundadores del linaje de los Guanartemes “Gumidafe, que viuía envnas Cuebas que alpresente llaman la casa del Cauallero de Facaracas junto a Galdar” (Abreu Galindo). 

Por si fuera poco se cree que aquí se convocaba el Sábor, especie de Consejo militar, que reunía a los guayres de toda la isla junto con el Guanarteme “Gumidafe y Andamana (...) se establecieron en el cantón de Gáldar, su antiguo domicilio, y formaron su real palacio de una célebre gruta (…) era llamada La Cueva del Caballero de Facaracas” (Viera y Clavijo). 

La importancia del lugar parece quedar en mayor evidencia debido a la posible etimología amazigh del topónimo Facaracas (Farakrak = Constelación del Can Mayor que fue fundamental para la organización del calendario indígena según Ignacio Reyes). Una joya de nuestra historia como pueblo, un vivo ejemplo del divorcio aún vigente entre la sociedad canaria y sus propias raíces amazighes.


Fotos de denuncia del estado de las Cuevas de Facaracas:



5 comentarios:

MC2 dijo...

Es lamentable que nosotros,los propios canarios ,no sepamos valorar y cuidar nuestra propia historia,nuestro propio patrimonio y nuestra propia identidad.
No sabemos valorar lo nuestro.Así comprendo que nuestra historia sea, para esta y las futuras generaciones,tan desconocida.Aprendemos en los colegios los nombres de los reyes godos,historias que no nos afectan directamente y ni siquiera conocemos la poquita historia de nuestro pueblo.

Monique dijo...

¿Cómo pretendemos ser respetados si ni nosotr@s mism@s respetamos nuestra historia,la verdadera historia que no se enseña en las escuelas?LAMENTABLE.

Exupêri dijo...

Buen dia, desde Canarias en Positivo estamos dispuestos a apoyar acciones de limpieza y recuperación para posteriormente dar a conocer su existencia mi mail es dieppa@hotmail.com por si lo valoran como posible acción.

Anónimo dijo...

CANARIO, si TÚ no cuidas tu tierra ¿quién esperas que lo haga?
Menos vestirse de mago, menos foliadas, menos ronerías,... y más hechos.

Anónimo dijo...

Amigos el problema por lo que leo son parcelas privadas, si eso es así, el Gobierno Canario tiene la potestad de declarar dicho suelo no urbanizable e incluso expropiarlo.