15 mar. 2011

Prohibición de la lucha canaria en Telde


Los amigos de la página www.laagarrada.com han difundido un texto de gran interés sobre la historia de los deportes tradicionales canarios. Una prohibición explícita en 1804 de la Lucha Canaria y el Juego del Garrote canario por parte de las autoridades españolas. El texto fue extraído de la obra Maninidra, Luchando a orillas del Guayadeque” de Manuel A. Tarajano Mesa:


“En un auto de buen gobierno, dado en 1804 se decía:

Se prohibe todo juego de lucha, barra y demás, que sólo sirven para perjudicar la salud y aun causar la muerte, como ha sucedido a muchos.

En 1840, en nombre del coronel del batallón de Telde, don Francisco María León, el capitán Fernando Zumbado ordena el sorteo en Ingenio y Agüimes para cubrir 8 y 9 plazas de la 6ª y 5ª compañías. Este militar de origen español, don Fernando Zumbado y Palacio, llegó a ser alcalde de la Ciudad de Telde; en 1834 publica un bando de buen gobierno. En el artículo once dice:


Siendo tan perjudicial a la juventud y de toda persona la diversión bárbara de la lucha, juego prohibido por las leyes, se ordena que todo el que se atreva a usarla y se vea o sea delatado, por la primera vez, será condenado a que pague cuatro peones a favor de las obras de las cárceles y, si reincidiese, el doble y la multa que se tuviese a bien; y a todo el que se coja en la concurrencia fomentando y autorizando semejante desorden será castigado con la misma pena; y se advierte a los padres de los jóvenes que usan estos juegos bárbaros que intimen a sus hijos el no contravenir, pues ellos son los responsables y no se les oirá disculpa alguna. Asimismo se prohíben las bodas y fiestas de bailes, de la campana en adelante, como también la tocada de caracoles, quedando el que lo ejecute, sin licencia de la autoridad, sujeto irremisiblemente a la pena que se halla impuesta para la lucha

Es posible que si profundizamos en el estudio de nuestra historia sigamos hallando pistas que nos ayuden a entender mejor la Canarias actual y el profundo deterioro de su cultura más ancestral.

No hay comentarios.: