18 oct. 2012

Destruyen grabados prehistóricos en Marruecos

Organizaciones amazighes marroquíes denunciaron el ataque, el pasado fin de semana, a una estela solar preislámica por individuos de ideología salafista (corriente islamista radical) en la región del monte Tubkal (Alto Atlas), en el centro de Marruecos, aunque el ministerio de Cultura que ha abierto una investigación aún no ha podido confirmar los hechos. Según dijo a Efe Rachid Raha, del Congreso Mundial Amazigh, fueron seis individuos llegados desde Marrakech el pasado fin de semana los que trataron de destruir una estela de adoración al sol que data de tiempos preislámicos y considerada pagana, en las faldas del Tubkal, al sur de Marrakech. Cuando habían comenzado a dañar la estela, habitantes de la zona los detuvieron y los entregaron al cuartel más cercano de la Gendarmería Real, pero los gendarmes no parecieron dar importancia a los hechos y los dejaron en libertad, según la versión de Raha, que citó a fuentes locales. "Hay algunos grupúsculos salafistas en esta región y no es la primera vez que enclaves preislámicos son atacados. Enviamos un correo al ministerio de Cultura, pero no hubo respuesta hasta el momento", precisó. Para Raha, esta agresión se inscribe en la misma lógica que la demolición de los Budas de Bamiyan, en Afganistán, o las recientes destrucciones de morabitos en Mali: todo lo que suponga un culto distinto a Alá es pecado para los salafistas. También la Liga Amazigh de Derechos Humanos denunció los hechos y solicitó la intervención urgente del Ministerio del Cultura para salvar los "grabados de Yagur". Los salafistas son cada vez más visibles en las calles de Marruecos, pero están divididos en múltiples ramas y fracciones y no cuentan con ninguna organización o partido sólido, al contrario de lo que sucede en Túnez o en Egipto. Mientras que en Túnez los salafistas han atacado exposiciones de arte o salas de cine, en Marruecos todavía no se han registrado fenómenos similares.

No hay comentarios.: