21 dic. 2009

La Rebelión de Los Gomeros en la poesía popular. (y II)

Escultura de Hautacuperche en Valle Gran Rey

Estos artículos de Miguel Ángel Hernández Méndez son una revisión y ampliación del ya publicado en el libro colectivo Tagaragunche 'Ya se quebró el gánigo de Guahedum (Imágenes de la Rebelión de los Gomeros)'.  

Este acontecimiento histórico había sido prácticamente ignorado y hasta ocultado durante muchos años por la historia oficial. A partir del 20 de noviembre de 1993, la Asociación Tagaragunche toma el relevo al Centro de Estudios Amistad y Solidaridad entre los Pueblos de África Amílcar Cabral, entidad que por primera vez en 1984 organizó la celebración de La Rebelión de los Gomeros.



Sobre las causas de la Rebelión (incumplimiento del pacto de colactación y gobieno despótico), resultan elocuentes los siguientes verso:

El Conde esta joven vio 
y de ella quedó prendado, 
/ciegamente enamorado, 
tanto que la apeteció. 
/Su deseo no logró,
/fue con desdén rechazado
/por un precepto sagrado
 / que a Dios tenía ofrecido,
 / mientras no sea cumplido, 
/ su honor no ha de ser tocado. 
/ Como ya sabéis el Conde,
 / nuestra ley ni honor respeta, 
/ nuestra desdicha es completa, 
/ eso no se nos esconde, 
/ ¿adónde iremos, adónde, 
/ que no seamos azotados? 
/ por eso aquí sois llamados 
/ para dar muerte a esa fiera, 
/ y librar nuestra Gomera, 
/ de ser sus hijos esclavos.


En las versiones populares gomeras, existe la referencia al Sur de Tenerife como lugar de salvación para los gomeros perseguidos. Sobre la posibilidad de navegación en foles (pellejos de cabra inflados), se hace referencia en varias leyendas populares. Por ejemplo se dice que fue una mujer de La Gomera que viajó a El Hierro, nadando entre dos odres llenos de aire, quien enseñó a los herreños el fuego. También el Dr. Juan Bethencourt Alfonso (1847-1913), en su obra Historia del Pueblo Guanche, habla de consejas recogidas en Tenerife, escuchadas a viejos pastores, alusivas a viajes entre Tenerife y las islas de La Gomera y Gran Canaria. 

Por su parte, Antonio Tejera Gaspar, en La religión de los gomeros (pp. 71-72), para comprobar el fondo de verosimilitud de estas tradiciones, recoge la opinión del capitán del Ferry Gomera, José Chillón, quien confirma que las corrientes marinas entre Tenerife y La Gomera permiten alcanzar los extremos del estrecho que separa las dos islas en un tiempo máximo de un día, si se atraviesan en las épocas de calma, especialmente en los meses de octubre a diciembre. Y como la temperatura del agua se mantiene entre 17 y 21 grados, una persona puede soportar bien la travesía. También existen informaciones, recogidas en la tradición oral de algunas zonas del Suroeste de Tenerife, como Guía de Isora, de la presencia de gomeros en sus costas llegados por este método.

Nuestro sabio en su agonía 
/ inclina su vista al cielo, 
/ pidiéndole a Dios consuelo 
/ contra de tanta herejía. 
/ - ¡Ayúdame, Virgen María! 
/ Que sobre foles inflados, 
/ puedan mis hijos amados 
/ a aquella tierra pasar 
/ y que se puedan librarde ser hoy sacrificados. Quiera la Virgen Divina, 
/ que en estos foles unidos 
/ lleguen mis hijos queridos 
/ a aquella tierra vecina. 
/ Si la suerte es peregrina 
/ con ese viento que va, 
/ muy pronto os llevará 
/ a esa tierra hospitalaria, 
/ la Virgen de Candelaria 
/ es madre y os guiará. 
/ Fue la Virgen protectora, 
/ que a una playa los llevó 
/ y un pastor los recogió,
 / el cual llegó a buena hora.
 / Por su padre, Iballa llora, 
/ y todos le han consolado 
/ pues buen auxilio le han dado 
/ y muchos años vivieron 
/ y varios hijos tuvieron 
/ de un proceder muy honrado.


También los sanguinarios Pedro de Vera y Beatriz de Bobadilla han quedado grabados en la memoria de los gomeros:


Beatriz, Pedro de Vera, 
/ muchos crímenes hicieron, 
/ pues los gomeros vendieron, 
/ ¡oh, qué acción más traicionera! 
/ Horribles almas de fieras, 
/ ¡Oh, corazones malvados! 
/ No extraño sean castigados 
/ por la Divina Justicia,
 / quien cometió tal malicia 
/ Dios los tiene ajusticiados.


La Gomera no se rinde

Este acontecimiento histórico había sido prácticamente ignorado y hasta ocultado durante muchos años por la historia oficial. A partir del 20 de noviembre de 1993, la Asociación Tagaragunche toma el relevo al Centro de Estudios Amistad y Solidaridad entre los Pueblos de África Amílcar Cabral, entidad que por primera vez en 1984 organizó la celebración de La Rebelión de los Gomeros. Desde 1993 ha asumido de manera ininterrumpida la organización de la conmemoración anual de este hecho histórico, tratando de otorgarle el lugar que por derecho le corresponde, especialmente a partir de 1998, año en el que comenzó a “institucionalizarse” esta celebración con el patrocinio de las principales instituciones.

La historia se transmite y los formatos cambian: romances, coplas, décimas, punk-rock. Así en la década de 1990, el grupo pionero en el punk-rock gomero The Kuates dedicó a la Rebelión de los Gomeros una de sus más incombustibles canciones, “Gomera Achi”, como símbolo de que la memoria sigue viva.

GOMERA ACHI


Una vez hubo un tiempo / varios siglos atrásen el que el sol brillaba / en el que aquí habitaban / gomeros valientes que bailaban y gozaban de su libertad, / gente alegre y fuerte que vivía a su rollo en este lugar.


Pero un día llegaron / hombres de mala raza trajeron a la tierra / el frío de la espada,cristianos miserables nunca os perdonaremos lo que aquí pasó, / regasteis esta tierra con la sangre de un pueblo que no se rindió, / el mar azul e inmenso que les vio nacer de rojo se tiñó, / un grito de venganza / en la cumbre se oyó.


No puedes permitir / que borren nuestra historiala historia verdadera / hijos de La Gomera. / No se puede olvidar / que hubo resistenciaque aquí no hubo conquista / que sólo hubo masacre. / No te puedes callar / si te hierve la sangre / El grito de venganza / se llama libertad,se llama dignidad,se llama independencia.


Gomeros valientes que bailaban y gozaban de su libertad / pueblo resistente que lucharon por su tierra y por su dignidad / cristianos miserables nunca os perdonaremos lo que aquí pasó / un grito de venganza en la cumbre se oyó.

¡Yansed ganigo nesrad!


Este trabajo es una revisión y ampliación del ya publicado en el libro colectivo Ya se quebró el gánigo de Guahedum (Imágenes de la Rebelión de los Gomeros), editado por la Asociación Cultural y Ecologísta Tagaragunche.

Autor: Miguel Ángel Hernández Méndez (componente de Chácaras y Tambores de Guadá)


BIBLIOGRAFÍA.


COLECTIVO CULTURAL VALLE DE TAORO (1987): La rebelión de los Gomeros y la tradición oral. Edición del Mencey Bencomo. Santa Cruz de Tenerife. .


FERNÁNDEZ PÉREZ: Luis (1995): Relación de palabras de la lengua indígena de La Gomera. Edición con estudio introductorio y comentario de las voces de Carmen Díaz Alayón, Fco. Javier Castillo y Gloria Díaz Padilla. Excmo. Cabildo de La Gomera..


FERNÁNDEZ PRIETO Y SALAZAR, José: Descripción de la Ysla de La Gomera. En Agustín Millares Torres: Documentos para la Historia de Canarias. Museo Canario. Las Palmas de Gran Canaria..


HERNÁNDEZ MÉNDEZ, Miguel Ángel (1994): Décimas de José Hernández Negrín (Décimas de La Gomera). Ayuntamiento de Valle Gran Rey, Centro de la Cultura Popular Canaria. La Laguna..


HERNÁNDEZ MÉNDEZ, Miguel Ángel (1998): Décimas de La Gomera. Poetas de Valle Gran Rey. Asociación Granate, Ilustrísimo Ayuntamiento de Valle Gran Rey. La Laguna..


NAVARRO MEDEROS, Juan Francisco (1992): Los Gomeros. Una prehistoria insular. Estudios Prehispánicos, I. Gobierno de Canarias..


PERERA LÓPEZ, José (2005): La Toponimia de La Gomera. Un estudio sobre los nombres de lugar, las voces indígenas y los nombres de plantas, animales y hongos de La Gomera. Formato Cd. Ed. AIDER La Gomera,.


SUAREZ VERA, Antonio Víctor (1998): Solsticio de verano y muerte de Aguamuje. Ed. Cabildo Insular de La Gomera..


TEJERA GASPAR, Antonio (1996): La religión de los gomeros. Ritos, mitos y leyendas. Edición de Antonio Tejera Gaspar..


TRAPERO, Maximiano (2000): Romancero General de La Gomera (segunda edición revisada y muy ampliada). Cabildo Insular de La Gomera..


TRUJILLO CABRERA, José (1969): Episodios gomeros del siglo XV. Ediciones Gráficas Tenerife. Santa Cruz de Tenerife..


VARIOS AUTORES (2004): Ya se quebró el gánigo de Guahedum (Imágenes de la Rebelión de los Gomeros. Edita la Asociación Cultural y Ecologista Tagaragunche.


No hay comentarios.: